Todo Lo Comprende

No hay silencio que Dios no entienda, ni tristeza que Él no sepa. No hay amor que el ignore, ni lágrimas que Él no valore. Querido Dios bendice las manos de quién abre este mensaje. Ilumina los ojos de quién lo lea y llena de amor a quién lo comparte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *