Reflexión #252: Garantía de Victoria

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que
abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Romanos 15:13)

Cualquier cosa que usted deba decidir o lograr hoy puede parecerle absolutamente
abrumadora. Tal vez se pregunte: ¿De qué peregrina manera lograré salir de esto? Y
sin embargo, la voz suave y apacible de Dios le asegura: Yo soy tu competencia y
fortaleza (2 Corintios 3.5). Yo te mostraré el camino en que debes andar (Salmos
32.8). Yo realizaré todo lo que tiene que ver contigo (Salmos 138.8). Confía en mí, yo te
ayudaré (Proverbios 3.5–6).

¿Cómo va Dios a ayudarle a triunfar en todo lo que usted tiene que hacer hoy?
Cuando recibió a Jesús como su Salvador, él le dio el recurso más importante que
necesitaría. Fue en ese momento que el Espíritu de Dios vino a morar en usted: a
fin de enseñarle, prepararle, capacitarle, equiparle, darle energía y fortalecerle para
retos tales como el que enfrenta hoy. Él quiere guiarle y darle su fuerza. Busque el
obrar de Dios en su vida, escúchelo y obedezca sus iniciativas.

Señor, sé que tú no tienes problemas para atender todo lo que yo debo hacer hoy.
Por favor, hazme sensible a tu Espíritu. Confío en que tú me guías. Amén.

En su presencia… usted tiene victoria sobre todo reto.