Que Su Gracia Nos Cubra

Dios mío que tu gracia nunca se aparte se mi.

Las bendiciones que Dios nos da no son para guardarlas y atesorarlas, sino para disfrutar de ellas compartiéndolas. Si no se reparten las bendiciones que Dios nos da, éstas se convierten en ambiciones, y al final corrompen y estropean lo que tenemos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *